viernes, 21 de julio de 2017

SIN 'ETIQUETAS'.


"A veces tenemos que pasar por encima de nuestras heridas, de nuestra ira,  de nuestros celos, de nuestros sentimientos de rechazo y seguir adelante. La tentación es seguir cegados en nuestras emociones negativas, dándoles vueltas, como si fuera esa nuestra razón de ser. Pasamos a ser entonces: 
'el ofendido'
'el olvidado'
'el abandonado'
Sí. Podemos apegarnos a estas identidades negativas e incluso sacar de ellas un placer enfermizo.
Puede que resulte conveniente examinar bien estos oscuros sentimientos y tratar de descubir de dónde provienen, pero siempre llega el momento de pasar por encima de ellos, olvidarlos, y seguir viaje."


HENRI NOUWEN

martes, 11 de julio de 2017

EL AQUI Y AHORA...OTRA VEZ.

"La paciencia es una dura disciplina. No solo es esperar hasta que acontezca algo sobre lo que no tenemos ningún control: la llegada del autobús, que deje de llover, el retorno de un amigo, la solución de un problema. La paciencia no es esperar pasivamente hasta que otro haga algo sino que nos pide vivir el momento presente en su plenitud, estar completamente presentes para el momento, disfrutar del aquí y del ahora, estar donde estamos. Nos comportamos como si la cosa fuera a ocurrir mañana, más tarde o en otro lugar. 
Seamos pacientes y confiemos en que el tesoro que buscamos se halla escondido bajo el suelo que pisamos."

HENRI NOUWEN

lunes, 3 de julio de 2017

SIEMPRE LA VIDA.

"ESCOGE LA VIDA,
 ese es el llamamiento de Dios dirigido a nosotros y no hay un momento en que no haya que tomar esa decisión. 
 Dice Dios: <Yo invoco por testigos a los cielos y a la tierra de que os he propuesto la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge la vida para que vivas tú y tu descendencia> 
(Deuteronomio 30,19).
Vida y muerte las tenemos siempre delante. En nuestra imaginación, en nuestro pensamiento, en nuestras palabras, en nuestros gestos, en nuestras obras...incluso en lo que NO hacemos.
Esta elección de vida empieza en lo más íntimo de nosotros. Por debajo de una conducta vital muy afirmativa, puedo albergar pensamientos y sentimientos de muerte.
Lo más importante no es preguntarse ¿mataré? sino ¿llevo una bendición,  o una maldición en mi corazón?. La bala que mata no es más que el instrumento final del odio que se inició en mi corazón mucho antes de haber levantado el revólver."

HENRI NOUWEN